Nuestra historia

La Guerra Civil Española llevó a mi padre, Cecilio Vicent, nacido en La Vilavella (Castellón), hasta Gratallops, dónde conoció a mi madre y se casó con ella.

En casa de mi madre tenían tierras que hasta ese momento habían sido cultivadas por jornaleros y poco a poco se habían ido degradando. Mi padre se encargó de recuperar todas las fincas perdidas y de plantar con viña las que no lo estaban.

Entró como socio en la Cooperativa Vinícola de Gratallops, dónde llevaba toda su producción, pero su afán por poder enviar vino a su pueblo natal le obligó a salirse de ella, ya que los estatutos de la Cooperativa no permitían que un socio retirase vino para otra finalidad que no fuera la de su propio consumo.

Montó una pequeña bodega en unas antiguas cuadras, estudió enología y empezó a elaborar él mismo su propio vino, pudiendo así comercializarlo al detalle en su pueblo ya todos aquellos clientes que llegaban a su bodega.

I desde entonces, el año 1942, nuestra actividad vinícola no ha cesado ni una sola cosecha.

Mi padre empezó y ahora es toda mi familia quien me ayuda a tirar hacia delante este proyecto familiar, especialmente mi yerno Blai Ferré, encargándose del control de los viñedos y de la elaboración de los vinos, y mi hija Raquel, en los temas administrativos, en las ventas y exportaciones.

Año tras año hemos podado, hemos ayudado a crecer y hemos vendimiado todas y cada una de nuestras cepas que ocupan más de 10 hectáreas.

Hemos ido mejorando, renovando y ampliando nuestras instalaciones y nuestras fincas, pero nuestro propósito inicial nunca ha cambiado, sigue siendo el mismo: abrir las puertas de nuestra bodega para poder ofrecerles la posibilidad de disfrutar de nuestros vinos. ¡Y de esto ya hace más de 80 años!

La Guerra Civil Española llevó a mi padre, Cecilio Vicent, nacido en La Vilavella (Castellón), hasta Gratallops, dónde conoció a mi madre y se casó con ella.

En casa de mi madre tenían tierras que hasta ese momento habían sido cultivadas por jornaleros y poco a poco se habían ido degradando. Mi padre se encargó de recuperar todas las fincas perdidas y de plantar con viña las que no lo estaban.

Entró como socio en la Cooperativa Vinícola de Gratallops, dónde llevaba toda su producción, Pero su interés por poder enviar vino a su pueblo natal le obligó a salir adelante, ya que los estatutos de la Cooperativa no permitían que un socio retirara vino para otra finalidad que no fuera el consumo propio.

Montó una pequeña bodega en unas antiguas cuadras, estudió enología y empezó a elaborar él mismo su propio vino, pudiendo así comercializarlo al detalle en su pueblo ya todos aquellos clientes que llegaban a su bodega.

I desde entonces, el año 1942, nuestra actividad vinícola no ha cesado ni una sola cosecha.

Mi padre empezó y ahora es toda mi familia quien me ayuda a tirar hacia delante este proyecto familiar, especialmente mi yerno Blai Ferré, encargándose del control de los viñedos y de la elaboración de los vinos, y mi hija Raquel, en los temas administrativos, en las ventas y exportaciones.

Año tras año hemos podado, hemos ayudado a crecer y hemos vendimiado todas y cada una de nuestras cepas que ocupan más de 10 hectáreas.

. Hemos ido mejorando, renovando y ampliando nuestras instalaciones y nuestras fincas, pero nuestro propósito inicial nunca ha cambiado, sigue siendo el mismo: abrir las puertas de nuestra bodega para poder ofrecerles la posibilidad de disfrutar de nuestros vinos. ¡Y de esto ya hace más de 80 años!

August Vicent

La primera bodega inscrita en la D.O.Q Priorat

En 1942 fue el primer año que la bodega Celler Cecilio elaboró su primer vino, pero no fue registrada al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Priorato hasta en1954.

El motivo de este retraso en la inscripción fue debido a que, aunque el Estatuto del Vino promulgado en 1932 por el Ministerio de Agricultura ya reconocía el Priorat como una zona vitivinícola a proteger, las circunstancias sociopolíticas vividas en el país hasta el final de
la guerra civil retrasaron la aprobación del primer reglamento de la D.O. Priorat,
que no fue publicado al B.O.E. hasta el verano de 1954.

Aun así, Cecilio Vicent fue el primer elaborador que inscribió su bodega al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Priorat, convirtiéndose así en
la primera bodega registrada con Denominación de Origen Priorat.

En 1942 fue el primer año que la bodega Celler Cecilio elaboró su primer vino, pero no fue registrada al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Priorato hasta en1954.

El motivo de este retraso en la inscripción fue debido a que, aunque el Estatuto del Vino promulgado en 1932 por el Ministerio de Agricultura ya reconocía el Priorat como una zona vitivinícola a proteger, las circunstancias sociopolíticas vividas en el país hasta el final de la guerra civil retrasaron la aprobación del primer reglamento de la D.O. Priorat, que no fue publicado al B.O.E. hasta el verano de 1954.

Aun así, Cecilio Vicent fue el primer elaborador que inscribió su bodega al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Priorat, convirtiéndose así en
la primera bodega registrada con Denominación de Origen Priorat.

Pasado, presente y futuro

Instalaciones

Nuestra bodega consta de dos espacios muy diferenciados, a los que se accede por la parte más nueva.
En ella hay ubicados los depósitos de acero inoxidable, la zona de ventas y la oficina. El espacio central es una zona totalmente polivalente donde se lleva a cabo la entrada de  uva, el prensado, el embotellado, etc. y a la vez es también por donde se accede a la bodega interior, que nos traslada al pasado. Esta segunda es un espacio que hemos intentado mantener al máximo en su originalidad  y donde tenemos nuestras barricas de roble francés
para la crianza nuestros vinos.  

Nuestra bodega consta de dos espacios muy diferenciados, a los que se accede por la parte más nueva.
En ella hay ubicados los depósitos de acero inoxidable, la zona de ventas y la oficina. El espacio central es una zona totalmente polivalente donde se hace la entrada de la vendimia, se prensa, se embotella, etc. y al mismo tiempo es también desde donde se accede a la bodega interior, que nos adentra en el pasado. Es una zona que hemos intentado mantener al máximo en su originalidad y en la que tenemos nuestras barricas de roble francés para la crianza de nuestros vinos.

Telèfon: 977 83 95 07977 83 91 81 / 696 64 82 79 Correu electrònic: celler@cellercecilio.com Adreça: Carrer del Piró, 28 43737 Gratallops, Tarragona Com arribar-hi

Idiomes

Teléfono: 977 83 95 07 /977 83 91 81 / 696 64 82 79 Correo electrónico: celler@cellercecilio.com Dirección: Carrer del Piró, 28 43737 Gratallops, Tarragona Como llegar

Idiomas